Los Pactos de Socios tienen por objeto regular el funcionamiento (gobierno y gestión) de la sociedad, así como las relaciones entre los socios, en calidad de tales, y el desarrollo futuro de la actividad de la sociedad.

La legislación societaria no puede regular determinadas materias, o, en ocasiones tiene un funcionamiento distinto al que muchos socios o accionistas presumen.

Por dicho motivo, con la finalidad de evitar sorpresas desagradables o la finalización de negocios por conflictos, es muy conveniente regular determinadas materias para la correcta “convivencia” de los diferentes socios de la sociedad.

Los Pactos de Socios suelen regular aspectos fundamentales de la gestión y administración de la sociedad (mayorías necesarias en materias claves, estrategias empresariales, retribuciones de determinados cargos, etc.), así como las relaciones entre los socios (pactos de no competencia, confidencialidad, forma de entrada de nuevos socios, forma de salida de socios, sanciones ante incumplimientos, supuestos de transmisión de las participaciones entre socios).

Los Pactos de Socios no son oponibles a la sociedad, pero tienen plena eficacia entre los socios, para los cuales tiene fuerza de Ley, comprometiéndose a cumplirlos, y el contenido de dicho pacto que se implemente en los estatutos, es oponible frente a la sociedad y terceros.

En ALCAZAR ABOGADOS Y CONSULTORES tenemos una amplia experiencia en asesorar a clientes a formalizar Pactos de Socios, estableciendo así claramente en su sociedad las “reglas del juego” y facilitando una mayor garantía de supervivencia de la sociedad en el futuro.



Nombre y apellidos *
Nombre y apellidos