Las donaciones están creciendo en todo el mundo, ganan también en visibilidad y persiguen un cambio muy necesario. Un desarrollo favorable que coincide con realizar el “dar a los demás” de un modo más estratégico, buscando el impacto social y a la vez, la rentabilidad. Y donan familias adineradas, grupos empresariales y muchas personas individualmente hasta hacerlo universal.

Sin embargo, para hacer un estudio general nos encontramos con pocos datos y elementos que nos ayuden a conocer detalles, pues en buena parte del mundo no son públicos y la información sobre “el dar” se considera algo muy personal a pesar de algunos que parecen tener en la transparencia de los demás su ideología.

Por otro lado, las diferencias jurídicas y normativas hacen muy difícil tener una idea cabal sobre lo que supone en el mundo esta filantropía. Lo han intentado, los investigadores de Harvard Kennedy School, con su informe: “La filantropía global: Perspectivas sobre el sector de las fundaciones”, del que extraemos los datos que siguen.

  • Se calcula en más de 260.000 las fundaciones repartidas entre 39 países que se concentran en Europa (60% del total) y en América del Norte (un 35%).
  • Más del 90% de las fundaciones son “independientes”, modelo habitual en Estados Unidos (96%) y Europa (87%), la típica fundación española. Las fundaciones empresariales son importantes en América latina, casi la mitad: por ejemplo, Chile (26%), Brasil (64%) y Colombia (68%); Las vinculadas al gobierno llegan al 38% en China y al 73% en Oriente Medio; y las fundaciones familiares son frecuentes en África (35%).
  • Los activos de las fundaciones suelen ser grandes, pero en pocos países alcanzan el 5% del PIB. Individualmente, los activos de las fundaciones son relativamente modestos: El 90% tiene menos de 10 millones y casi el 50% no llegan al millón.
  • El gasto de las fundaciones supera los USD 150 mil millones al año, con una media de tasa de gasto sobre su activo del 10%, salvo en algún país como España donde se obliga a gastar más del 70% anualmente.
  • Entre los fines de interés general, la educación es lo prioritario, unas 30.000 fundaciones (35%). Otros objetivos son la asistencia social (21%), la salud (20%) y la cultura (18%).
  • Las fundaciones latinoamericanas destacan por tener como prioridad el Desarrollo Sostenible seguido de la educación de calidad.
  • Usando la clasificación del FMI, más del 90% de las fundaciones están en los 25 países con ingresos más altos.
  • Cada vez más, las fundaciones emplean estrategias de inversión para maximizar su impacto y crece el interés en evaluar y medir.
  • Hay una creciente convicción, en base a los hechos, de que la filantropía tiene un importante papel para enfrentar los desafíos sociales y económicos. Allí donde no llegan los estados (lo vemos en la crisis Siria y de los refugiados) están las ONGs.
  • El sector fundacional es muy “joven”, casi el 75% del total de las fundaciones se han constituido en los últimos 25 años. Siempre hubo donaciones y preocupación por los demás y mucho ayudó la cultura cristiana pero el desarrollo del Estado del bienestar fue dando paso al Estado en esas tareas que hacían otros. Los grandes retos sociales y la globalización han hecho que en Europa y América del Norte más del 40% de las fundaciones se establecieran en este siglo. Más del 50% en América latina y casi el 75% en el resto.
  • En el modo de recibir los fondos en las fundaciones hay grandes diferencias. Básicamente se reciben fondos de individuos, familias, empresas. También caben las fundaciones solo receptoras de fondos que distribuyen entre otras (habitual en USA), o solo generadoras de rentas…
  • En algunos países, se exige una dotación para constituirse, desde los cuatro mil euros en USA a los treinta mil en España. Y se puede constituir con gran agilidad (como en USA) o con kafkiana burocracia y tiempo, España.

En definitiva, podemos contar con la esperanza de la filantropia y la solidaridad para saber que allí donde al Estado no le interesa entrar por su mirada cortoplacista de los votos, allí donde hay urgencias, donde hay que estar de forma habitual… allí siempre hay alguna fundación.

El cuadro que sigue es el del número de las fundaciones activas por todo el mundo:

25_06_2018 tabla.png

Comment