Si usted es empresario y desempeña actividades relacionadas con la atención de los mayores, la salud y la sanidad, la infancia, la formación, la I+D, el fomento empresarial, la acción social, actividades para deportistas, la cultura, la inserción socio laboral, parques naturales, empleo…, y no lo hace a través de la forma jurídica de una fundación, puede estar perdiendo oportunidades.

El desarrollo de tales actividades mediante una fundación está previsto legalmente y permite a particulares y empresas disfrutar de importantes incentivos fiscales: exención de determinadas rentas en el Impuesto sobre Sociedades, exención en el IBI, IAE e Impuesto de Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana…).

En ALCAZAR ABOGADOS Y CONSULTORES contamos con expertos en la constitución y gestión de fundaciones.

Los donativos y donaciones, las cuotas de colaboradores, las subvenciones, los rendimientos del patrimonio, las actividades económicas exentas, etc., son rentas exentas del impuesto de sociedades.

Y son actividades económicas exentas la prestación de servicios de promoción y gestión de la acción social, así como los que siguen (incluyendo las actividades auxiliares o complementarias de aquéllos, como los servicios accesorios de alimentación, alojamiento o transporte): Protección de la infancia y de la juventud, asistencia a la tercera edad, a personas con discapacidad, incluida la formación, la acción social comunitaria y familiar, la hospitalización y asistencia sanitaria, la enseñanza y formación profesional...

Por otro lado, los donantes obtienen deducciones de la cuota del IRPF más del 25 % si es plurianual o del 70% hasta los primeros 150 euros y para las empresas más del 35% de la cuota del Impuesto sobre Sociedades.

La fundación, finalmente:

·         Es la herramienta más útil para captar fondos públicos y privados.

·         Es la figura con más continuidad de futuro. Aporta mayor solidez y consolidación al proyecto.

·         Es más ágil y flexible.

·         Está más vinculada a la sociedad a la que aporta un mayor servicio por los beneficios fiscales de los que goza.

·         Es una entidad menos agresiva que una sociedad mercantil por el carácter social de los fines.

·         Tiene más prestigio, más credibilidad.



Nombre y apellidos *
Nombre y apellidos