Tras la reforma laboral del año 2012, el legislador le concedió prioridad absoluta a la formalización de Convenios Colectivos de Empresas, dándoles  preferencia frente a convenios sectoriales estatales o autonómicos.

De esta forma, se ha conseguido flexibilizar el marco laboral de las empresas, permitiendo realizar ajustes “a medida” en cada empresa en aspectos claves dentro de su Convenio Colectivo.

Entre los aspectos más importantes que permite ajustar el Convenio Colectivo de Empresa destacan:

-          La cuantía del salario base y de los complementos salariales, incluidos los vinculados a la situación y resultados de la empresa.

-        El abono o la compensación de las horas extraordinarias y la retribución específica del trabajo a turnos.

-      El horario y la distribución del tiempo de trabajo, el régimen de trabajo a turnos y la planificación anual de las vacaciones.

-      La adaptación al ámbito de la empresa del sistema de clasificación profesional de los trabajadores.

-          La adaptación de los aspectos de las modalidades de contratación que se atribuyen por la presente Ley a los convenios de empresa.

-           Las medidas para favorecer la conciliación entre la vida laboral, familiar y personal.

Con todo ello, el Convenio Colectivo de Empresa permite dotar de competitividad la empresa y hacer de su Convenio Colectivo un “traje a medida”, de forma que los principales puntos del Convenio se ajusten a la realidad económica de cada empresa y a las diferentes necesidades organizativas.

Por todo ello, si el Convenio Colectivo aplicable en su sector es muy rígido y le hace perder dinero, competitividad, y le gustaría intervenir en el marco laboral aplicable a su empresa, no lo dude, contacte con ALCAZAR ABOGADOS y le informaremos sobre la posibilidad de implantar un Convenio Colectivo de Empresa ajustado a las necesidades de su negocio.



Nombre y apellidos *
Nombre y apellidos