Viewing entries tagged
Alcazar Abogados y Consultores

La modificación del domicilio social al hilo de la crisis catalana

Comment

La modificación del domicilio social al hilo de la crisis catalana

La falta de estabilidad política en Cataluña ha motivado el traslado de domicilio social de más de 2.540 Empresas, según datos del Colegio de Registradores Mercantiles. De las cuales, al menos 1.000 de ellas, también han cambiado el domicilio fiscal.

En este sentido, indicar que los mencionados traslados de domicilio social han venido facilitados por la reforma operada por el gobierno mediante el Real Decreto-ley 15-2017 de 6 de octubre, de medidas urgentes en materia de movilidad de operadores económicos dentro del territorio nacional.

A través de dicha norma, se modificó el artículo 285.2 del Texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital (en adelante, “LSC”), estableciendo la siguiente redacción:

“2. Por excepción a lo establecido en el apartado anterior el órgano de administración será competente para cambiar el domicilio social dentro del territorio nacional, salvo disposición contraria de los estatutos. Se considerará que hay disposición contraria de los estatutos solo cuando los mismos establezcan expresamente que el órgano de administración no ostenta esta competencia.”

Asimismo, la Disposición transitoria única del mencionado Real Decreto-ley 15/2017 establece un régimen de los estatutos aprobados antes de la entrada en vigor de este real decreto-ley, estableciendo “A los efectos previstos en el artículo 285.2 del texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital, en la redacción dada por este real decreto-ley, se entenderá que hay disposición contraria de los estatutos solo cuando con posterioridad a la entrada en vigor de este real decreto-ley se hubiera aprobado una modificación estatutaria que expresamente declare que el órgano de administración no ostenta la competencia para cambiar el domicilio social dentro del territorio nacional.”

De esta forma, el órgano de administración de una sociedad es plenamente competente para la modificación del domicilio social de una sociedad, salvo que exista disposición contraria en estatutos, interpretando (aquí está la novedad) que se entiende por la coletilla “salvo disposición contraria de los estatutos”, aclarando que existe una disposición contraria en estatutos, cuando los propios estatutos establezcan expresamente que el órgano de administración no ostenta esta competencia.

Adicionalmente, a través de la Disposición transitoria única se vuelve a hacer la interpretación correcta de la mencionada coletilla “salvo disposición contraria de los estatutos”, reiterando el criterio de interpretación manifestado ya en el artículo 285.2 LSC.

En este sentido, debemos de aclarar que la Ley 9/2015 de medidas urgentes en materia concursal, ya modificó el citado artículo 285.2 LSC, habilitando ya a los órganos de administración para ser competentes sobre la modificación del domicilio social dentro del territorio nacional, no obstante, existía una importante controversia de interpretación del mencionado artículo, en especial por cómo se interpretaba la coletilla “disposición contraria de los estatutos”, ya que muchos registradores entendían como disposición contraria, cuando en algunos estatutos se manifestaba que la modificación del domicilio social era competencia de la propia Junta de Socios o Accionistas, previsión habitual en muchos borradores de estatutos.

Por lo tanto, la publicación del Real Decreto-Ley 15-2017 ha resuelto la polémica interpretativa sobre el artículo 285.2 LSC, haciendo plenamente efectiva la intención del legislador con la Ley 9/2015, haciendo competentes a los órganos de administración de cualquier sociedad para cambiar el domicilio social dentro del territorio nacional.

Comment

Ventajas mercantiles de una sociedad "Holding"

Comment

Ventajas mercantiles de una sociedad "Holding"

Dejando de lado los motivos fiscales, desde el punto de vista mercantil ,existen múltiples ventajas por lo que resulta muy interesante la creación de una sociedad Holding dentro de un grupo empresarial, entre otros, nos encontramos con las siguientes ventajas:

-          Diversificación de riesgos: La creación de este tipo de estructuras societarias permite a los socios propietarios del grupo la diversificación de riesgos siempre que las distintas ramas de actividad del grupo estén separadas por sociedad, de esta forma, evitamos que posibles problemas de algunas de las actividades del grupo, afecten a otras actividades del grupo.

-          Gestión centralizada de los servicios: La estructura holding permite mantener una gestión centralizada de todas las sociedades del grupo, ya que la sociedad holding es la socia o accionista mayoritaria de las sociedades del grupo. Para ello, lo habitual es que la propia sociedad holding ocupe el cargo de administrador único de todas las sociedades del grupo, por lo que la toma de decisiones siempre quedará centralizada dentro de la sociedad holding.

Adicionalmente, todas las tareas y funciones de administración (contabilidad, recursos humanos, asesoramiento fiscal y legal, etc) para todas las sociedades se prestan desde la sociedad holding, lo que favorece ahorros en costes de gestión y administración.

-          Imagen de grupo empresarial: La creación de una estructura holding favorece la mejora de la imagen ante los diferentes agentes económicos (bancos, administración pública, clientes, proveedores, etc).

El presentarse como sociedad filial de un determinado grupo empresarial, genera una imagen mucho más positiva y favorable ante cualquier negociación que el presentarse como cualquier PYME.

-          Entrada de nuevos socios en diferentes actividades: La estructura holding favorece y facilita la entrada de terceros (personas físicas o jurídicas) ajenos al grupo en algunas de las actividades del grupo.

En determinadas situaciones, resulta necesario o muy positivo la entrada o colaboración con terceros, expertos en determinados negocios, por lo que mediante una ampliación de capital en la sociedad en concreto del grupo o una compraventa de acciones o participaciones, facilitaremos la entrada de estos socios, pasando estos a formar parte tan sólo de la sociedad donde realizamos esa actividad específica.

-          La inversión en nuevos negocios: La estructura holding favorece la adquisición de nuevas sociedades o negocios, ya que la estructura permite que la liquidez del grupo fluya con facilidad, permitiendo que los resultados de otras actividades puedan ser utilizados para acometer nuevas inversiones.

-          Sucesión empresarial: La estructura de holding hace que la sucesión empresarial de los descendientes sea más ordenada, ya que estos tan sólo recibirán participaciones o acciones de la sociedad holding, pero no de las filiales, que son todas propiedad de la sociedad holding.

 

 

Comment

Informe de auditoría ECOEMBES

Comment

Informe de auditoría ECOEMBES

ECOEMBES (ECOEMBALAJES ESPAÑA S.A.), una empresa sin ánimo de lucro que colabora con las comunidades autónomas y ayuntamientos en la recogida selectiva de los envases y su posterior reciclado. Ecoembes nace como consecuencia de la normativa estipulada en la Ley 11/1997 de 24 de abril de Envases y Residuos de Envases, donde se hace mención de la obligación del poseedor final de los residuos de envases y envases usadosa entregarlos en condiciones adecuadas de separación por materiales a un agente económico para su reutilización, a un recuperador, a un reciclador o a un valorizador autorizados.

En esta misma ley se contemplan las obligaciones que tienen las empresas de hacerse responsable de la correcta gestión de los envases que pone en el mercado, debiendo adherirse al Sistema Integrado de Gestión (SIG) de ECOEMBES cuando se cumple alguna de las siguientes condiciones:

  • La empresa vende productos envasados con marca propia o de distribución susceptibles de llegar al consumidor final en territorio nacional.
  • La empresa envasa, fabrica y vende productos susceptibles de llegar al consumidor final en territorio nacional.
  • La empresa importa y vende productos envasados susceptibles de llegar al consumidor final en territorio nacional.

Estas empresas deben cumplir con la obligación de realizar la Declaración Anual de Envases que debe presentarse antes del 28 de febrero, tal y como se contempla en RD 782/1998, de 30 de abril, por el que se aprueba el Reglamento para el desarrollo y ejecución de la Ley 11/1997, de 24 de abril, de Envases y Residuos de Envases, aunque las empresas de nueva adhesión tendrán el plazo de un mes desde la recepción de su contrato firmado. Si la declaración no se entregara dentro del plazo, la empresa quedaría excluida del informe anual que ECOEMBES envía el 31 de marzo a las Comunidades Autónomas sobre las empresas que han declarado. Además, el retraso en la entrega de la declaración conlleva la aplicación de una penalización económica, según lo estipulado en el contrato de adhesión a ECOEMBES.

ECOEMBES establece unos mecanismos de control y verificación de estas declaraciones de envases con el objetivo de comprobar:

  • La calidad de los datos que posteriormente se pondrán a disposición de las administraciones públicas.
  • El cumplimiento de las obligaciones legales por parte de las empresas adheridas al SIG.
  • La proporcionalidad de la aportación respecto a la cantidad de productos envasados puestos en el mercado.

Es importante que las empresas adheridas al SIG que tengan la obligación legal de realizar una Auditoría de sus cuentas anuales, tengan en cuenta que deberán presentar, antes del 31 de mayo de cada ejercicio, un Informe de Procedimientos Acordados, revisando la Declaración Anual de Envases, que deberá ser realizado por un auditor profesional independiente debidamente inscrito en el ROAC, quedando excluidas de esta obligación las empresas cuya declaración sea menor a 3.500,00 € y hayan entregado el Informe del ejercicio anterior sin incidencias. Además ECOEMBES podrá, cuando lo considere oportuno, verificar por medio de una auditoría los documentos que justifiquen la cantidad total de envases puestos en el mercado.

Comment

El delito de falsedad contable

Comment

El delito de falsedad contable

El delito de falsedad contable, o simplemente delito contable, se encuentra recogido en el artículo 290 del Código Penal: “Los administradores, de hecho o de derecho, de una sociedad constituida o en formación, que falsearen las cuentas anuales u otros documentos que deban reflejar la situación jurídica o económica de la entidad, de forma idónea para causar un perjuicio económico a la misma, a alguno de sus socios, o a un tercero, serán castigados con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses. Si se llegare a causar el perjuicio económico se impondrán las penas en su mitad superior”.

Se sitúa en el Capítulo XIII del Código Penal, De los delitos societarios, dentro del Título XIII, Delitos contra el patrimonio y contra el orden socio-económico.

Su inserción en el Código Penal responde al deseo de tutelar el correcto funcionamiento de la economía de libre empresa, entendiendo la importancia que las sociedades desempeñan en el mismo.

Este tutelaje del ordenamiento jurídico se lleva a cabo mediante normas de derecho privado-mercantil y de normas penales.

Pese a perseguir un fin de carácter general, ese tutelaje es indirecto, no nos encontramos ante una acción pública. Su persecución, como norma general, debe preceder de denuncia de la persona agraviada o de su representante legal según el art. 296 CP.

En virtud del principio de intervención mínima, los delitos societarios en general, y el delito contable en particular, reserva su enjuiciamiento a conductas altamente indeseables en el seno de las sociedades.

Se trata de tipos penales abiertos, o poco definidos. La concreción de qué conductas son merecedoras de consideración y castigo penal se realiza jurisprudencialmente.

Guarda un parentesco indudable con el delito de falsedad del art. 390 CP, no en vano antes de la introducción de estos delitos societarios en el Código Penal de 1995, las conductas que hoy contemplan eran juzgadas con aplicación de los tipos de falsedad en documento, público o privado, que hoy ceden paso al art. 290 por el principio de especialidad.

Si bien en el delito contable lo normal es que la falsedad sea ideológica, esto es, no tanto por la falsificación formal de un documento como por el faltar a la verdad, por acción u omisión de datos, en cuanto a la realidad de la situación jurídica y/o económica de la empresa.

La falsedad debe estar dirigida directamente a la finalidad de producir un perjuicio a la sociedad o los socios.

La preparación de una acción penal con fundamento en este tipo exige conocimiento y rigor. Se han de explicar los hechos, motivos, documentos y/o partidas concretas que han sido falseadas en los que se fundamenta la concurrencia de una conducta tipificada.

Podemos concluir que es un delito de carácter técnico que exige un detenido estudio y cuidadosa preparación de la acción a interponer.

Comment

Las ventajas de tener un convenio propio de empresa

Comment

Las ventajas de tener un convenio propio de empresa

No es aventurado afirmar que las Compañías que no cuenten a corto o medio plazo con su propio Convenio Colectivo de Empresa se encontrarán en una situación de desventaja en relación con sus competidoras que sí lo tengan, más aún, cuando todo apunta hacia una próxima reforma laboral que limitará el carácter prioritario de este tipo de convenios respecto de otros de ámbito superior.

Como es sabido, tras la reforma operada en 2012 y buscando la flexibilidad interna de las empresas, el legislador laboral optó por dar prevalencia y a la norma convencional particular, frente a la que buscaba una solución de carácter general, fomentando, en definitiva, la aprobación de Convenios Colectivos propios de las compañías.

La posibilidad de que la normativa laboral más importante para una Empresa (el Convenio Colectivo) sea creada y negociada en el seno de cada Compañía y, además, esa norma sea de aplicación preferente a los convenios sectoriales de ámbito estatal, autonómico o provincial ha supuesto un avance fundamental en los mecanismos de flexibilización de las relaciones laborales con indudables efectos en la competitividad de las empresas en sus respectivos mercados.

En concreto, las ventajas de la regulación de las condiciones laborales de la propia empresa con un Convenio Colectivo particular, dentro de los límites legales, son patentes, pudiendo destacarse:

· La posibilidad de establecer una política retributiva propia, determinando salarios bases y complementos salariales, que puedan, por ejemplo, ir vinculados a los resultados de la empresa.

· El establecimiento de grupos profesionales propios y la posibilidad de movilidad funcional y polivalencia entre los empleados.

·  La regulación de la jornada: horarios, descansos y vacaciones, respetando la ley, pero que se adapten a realidad productiva de la empresa.

·  La creación de fórmulas de conciliación familiar, personal y laboral. El establecimiento de las posibilidades de teletrabajo en ciertos puestos de la empresa o, por ejemplo, la limitación de la concreción horaria de la reducción de jornada por guarda legal en cómputo diario.

·  La adaptación a la empresa de las modalidades de contratación y sus períodos de prueba.

· El establecimiento de unos mecanismos disciplinarios propios que estén adaptados a la realidad de la empresa.

· La implantación de sistemas de desarrollo profesional y carrera; con políticas formativas concretas para las necesidades de la empresa.

· La consignación de un período de vigencia del contrato que se controle en la propia empresa de acuerdo con sus previsiones, evitando las incertidumbres de la negociación sectorial.

Como puede apreciarse, las posibilidades son extensas. La ventaja principal del Convenio de Empresa es que el empresario y sus trabajadores van a poder articular la regulación de sus relaciones contractuales teniendo en cuenta su propia situación así como el carácter específico y particular de cada empresa, sin supeditar la regulación a lo que terceros ajenos a la misma decidan negociar o pactar; en ocasiones, con gran rigidez.

En este sentido, los Convenios Colectivos de empresa tienen prioridad aplicativa y no han de estar vinculados a los convenios concurrentes de ámbito superior, pudiendo, por tanto, con respeto del Estatuto de los Trabajadores y demás normativa legal, establecer una regulación propia para la empresa.

En definitiva, entendemos que cuando una empresa negocia y acuerda su propio convenio colectivo, deja de aplicar el sectorial y, por lo tanto, se adapta mejor a su propia cultura, prácticas laborales y características. La flexibilidad es clave para el futuro empresarial y el Convenio propio de empresa es una herramienta muy conveniente para regular con flexibilidad y consenso las relaciones labores de la empresa. No obstante, últimamente se están escuchando voces en el ámbito político que reclaman la supresión de la prevalencia de los Convenios de Empresa y la vuelta al escenario anterior a la reforma, reforzando nuevamente a los Convenios de ámbito superior.

ALCAZAR puede ayudarte a desarrollar tu propio Convenio de Empresa adaptado a las circunstancias de tu Compañía y a las exigencias de su sector de actividad, mejorando tu rentabilidad e, incluso, introduciendo elementos que propicien la paz social en el entorno de la Empresa. No dudes en consultarnos cómo es posible hacerlo factible y adelántate a las posibles reformas que puedan darse en un futuro próximo.

Comment